Omar López – En los barrotes de la injusticia

Omar López, preso por comprarle medicamentos a su hijo

Al ex polichacao lo vincularon con la destrucción hecha al DEM. Sus familiares aseguran que no tiene ninguna vinculación con los actos vandálicos

Karla Pérez

Video: Christian Chacon

Era 8 de abril de 2017, día en que en horas de la tarde un grupo de sujetos causó destrozos en la Dirección Ejecutiva de la Magistratura. Omar López salió a comprarle un medicamento a su hijo, que se sentía mal porque le habían afectado los gases lacrimógenos emitidos durante la protesta.

López, que se desempeñó por un tiempo como polichacao, fue detenido por funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana en Chacao, municipio donde está situada su residencia. “Se lo llevaron a Farmatodo. Le tomaron fotos y luego llevaron testigos para inculparlo”, afirmó Yolanda López Martínez, hermana de Omar..

Ese mismo día el organismo militar detuvo a otras seis personas, cuyos familiares niegan implicaciones en los actos vandálicos cometidos contra el DEM. El 16 de abril el presidente Nicolás Maduro presentó en cadena nacional las supuestas pruebas que vinculan a estos ciudadanos con el crimen.

El único delito de Omar Lares fue haber sido funcionario de Polichacao

El Tribunal 31 de Control acusó a Omar, de 32 años de edad, de delitos de incendio, daños violentos, intimidación pública y agavillamiento. Primero lo recluyeron en la sede del Cicpc, y luego fue enviado a la cárcel 26 de Julio, situada en San Juan de los Morros.

Yolanda López afirmó que el único delito que ha cometido su hermano es haber sido funcionario de la Policía de Chacao. Denunció que pasa penurias en la prisión: “Ellos están pasando hambre. Pero no solo ellos están pasando necesidades, también nosotros como familia. Él tiene 3 hijos y todos estamos afectados por esta situación”.

Omar López ha adelgazado, tanto que a su madre le costó reconocerlo cuando lo vio.

“Mi mamá no lo conocía cuando fue a verlo. Tiene el cabello largo, está flaco y amarillo. Nuestro consuelo para ella es decirle que está vivo, encerrado, pero vivo”, relató Yolanda López.

Los hijos de Omar se han visto afectados por la detención de su padre. Quienes los cuidan han optado por decirles mentiras sobre su paradero.

“El niño menor está traumado, todos los días pregunta por él y se le dice que está trabajando. Él es su líder, su héroe, y ahora está tras las rejas”.