Neyu Colina – En los barrotes de la injusticia

Gregory Sanabria, dos años entre huelgas, lecturas y torturas

El joven se dedica a elaborar rosarios en sus ratos libres en el Sebin del Helicoide

Isaac González \ @Sasamendoz

Video: Víctor Palencia

Gregory Sanabria es descrito por quienes le aman como un artista, miembro del Grupo Experimental Circo de la Universidad Experimental del Táchira (UNET), donde es estudiante de Ingeniería e Informática.

En esa casa de estudios se dedicaba a ayudar en el mantenimiento y su buen funcionamiento. Por ejemplo, si había un bombillo dañado lo arreglaba o ayudaba a pintar la estructura de la institución. También es un ávido lector sobre informática y sistemas.

“Es muy cariñoso. Se la lleva muy bien con todos los muchachos en el Sebin”, cuenta su familiar Najhud Colina acerca de Sanabria, que, para entretenerse y olvidar un rato que está preso, elabora rosarios.

De acuerdo con Colina, el joven de 22 años es muy emocional, así que le cuesta sobrellevar la carga de ser un preso político: “En su cumpleaños le afectó bastante estar ahí (en el sebin del Helicoide) y que su mamá no pudiera asistir: ella vive en Táchira y no pudo viajar por la cuestión del dinero. Todas esas cosas afectan a Gregory”, añade.

En contraparte, el gobernador de Táchira, José Gregorio Vielma Mora, calificó a Sanabria de “guarimbero” y “terrorista”. Afirmó que su alias es “el Colombia”, que era financiado por Voluntad Popular y que tiene nexos con el ex presidente colombiano Álvaro Uribe Vélez.

El mandatario regional dijo el día de la detención del estudiante, el 7 de octubre de 2014, que existen pruebas de que Sanabria manifestó que quemaría instituciones y busetas “para crear ira nacional”. “Este guarimbero estuvo 'enconchado' durante varios meses en las instalaciones de la UNET y protegido por mafias del contrabando”, señaló en aquella declaración.

No obstante, después de casi tres años, el estudiante aún no ha sido condenado. Najhud Colina dice que tuvo audiencia pero pasaron los 45 días máximos para iniciar el juicio, por lo tanto, tuvo que ser reiniciado. Además, el abogado de Sanabria, José Vicente Haro, ha tratado de separar su causa del alcalde Antonio Ledezma, Lorent Saleh, Gabriel Valle, Gerardo Carrero y Yosman Paredes, pero no ha sido posible.

Gregory Sanabria, 17 diferimientos de audiencia preliminar

“La juez no ha querido, a pesar de que se ha demostrado que no tiene ningún enlace con Antonio Ledezma y que es estudiante, que estaba cursando y que las notas son excelentes”, explica Colina.

El día en que fue capturado en La Fría, Gregory Sanabria fue víctima de torturas: recibió descargas eléctricas en sus partes íntimas y lo mojaron. Luego lo trasladaron a la sede del Cicpc situada en El Rosal, en Caracas, donde compartió celda con 20 presos comunes y tenía visitas de cinco o 10 minutos una vez a la semana (lo cual dependía del humor de los funcionarios, según testimonio de su familiar).

Posteriormente lo cambiaron al Sebin del Helicoide, allí no puede recibir visitas de sus abogados.

Najhud Colina relata que en diciembre de 2016 Sanabria, además de haber sido golpeado, fue mordido en la oreja por un efectivo del Sebin por haber iniciado una huelga de hambre junto con otros siete presos políticos: Venus Medina, Andrea González, Betty Grossi, Renzo Prieto, Ronny Navarro, Varila Yeimi y Villca Fernández.

Luego de 13 días protestando en contra del fracasado diálogo entre el gobierno y la oposición, los detenidos levantaron la huelga. Antes de deponer la manifestación, los presos políticos sostuvieron un encuentro con Timoteo Zambrano y Aldo Giordani, quienes eran representantes de la mesa de negociación.

A poco de cumplirse tres años de su aprehensión, los familiares y abogados de Gregory Sanabria continúan exigiendo su liberación, alegando que no existen pruebas que lo vinculen con terrorismo. Esta petición se mantiene en pie mientras han surgido nuevas y más fuertes protestas contra el gobierno de Nicolás Maduro, que han dejado casi 60 muertos en menos de dos meses, cifra que contrasta con los 43 fallecidos causados en los tres meses de manifestaciones que surgieron a raíz del llamado de Leopoldo López a “La Salida”.